Ministerio de Matrimonios- Nuestro Servicio

El comportamiento actual de nuestra sociedad, nos muestra perspectivas distorsionadas del pacto matrimonial, ausencia de Dios en el matrimonio, relaciones de convivencia conyugal sin compromisos, aumento de separaciones y divorcios sin importar sus sentimientos, los hijos o el sacrificio que significó los momentos de adversidad para construirla y sustentarla, dejando familias disfuncionales con hijos solos y confundidos, entre otras consecuencias adversas que influyen en las generaciones venideras, pues uno de los grandes temores de los niños y adolescentes es que sus padres lleguen a separarse.

Tener un matrimonio feliz en nuestros tiempos parece imposible de alcanzar, pues la decisión de mantener el compromiso pese a los problemas que puedan surgir, se ha ido perdiendo con la influencia de pensamientos y actitudes egoístas que nuestra sociedad adopta como solución, desconociendo el verdadero sentido y el valor del matrimonio.

El matrimonio es una institución creada por Dios, diseñada en el mutuo acuerdo de ser uno para toda la vida, viviendo en obediencia y conforme a su propósito mediante el entendimiento y cumplimiento de las verdades espirituales para la vida conyugal y unidad familiar.

Dios ve el matrimonio de otra manera. Él es un Dios de pactos y creó el matrimonio para una relación de pacto de dos personas imperfectas que se edifican continuamente y requiere el sacrificio de ambos para lograr la satisfacción de sus necesidades y la estabilidad matrimonial.

Nuestra labor ministerial está enfocada en guiar a las parejas mediante el conocimiento de principios y mandatos bíblicos como herramientas prácticas que fortalecen, restauran o reconcilian la vida conyugal, motivándolos a decidir por el cambio de actitudes para el bienestar de la pareja y la familia.